Afeitadoras rotativas o de láminas: ¿cuál es la mejor para ti?

/ / Cuidado Personal Hogar

Para cada rostro hay una afeitadora ideal. Sin embargo, el mercado ofrece muchas opciones, de tal forma que tienes que informarte muy bien para saber cuál es la más conveniente para ti. En este artículo te mostramos los dos tipos de afeitadoras eléctricas más populares con sus respectivas diferencias.

Máquina de afeitar rotativa

Como su nombre lo indica, esta afeitadora realiza un movimiento rotativo de su cabezal y, por lo tanto, de las cuchillas que allí se encuentran. De esta manera, corta el vello facial y corporal en forma circular.

Visualmente puedes reconocerla porque tiene 3 cabezales superiores (en ocasiones dos), aunque estos no necesariamente son iguales unos con otros. En ocasiones, la máquina de afeitar rotativa tiene cuchillas especializadas para cortar variedades específicas de pelo.

A pesar de que funciona de forma automática, su correcto uso también tiene su técnica. La forma de rasurarse con este tipo de afeitadora es, en efecto, con movimientos circulares que respeten la curvatura de tu mandíbula y quijada. El movimiento rotativo es lo más importante, ya que ello impedirá que irrites tu piel.

Máquina de afeitar de láminas

Este artefacto con láminas es, en realidad, muy similar a la rasuradora desechable, ya que tiene hojas metálicas superiores que van paralelas unas con otras, y que por lo tanto, cortan el vello de forma lineal.

Los mejores tipos de afeitadoras de láminas tienen componentes capaces de capturar los pelos aplastados o pegados a la piel y cortar el vello que crece en otras direcciones, algo a tener en cuenta a la hora de invertir en una de ellas.

A diferencia de la rotativa, esta es más fácil de usar, ya que debes hacer movimientos lineales que vayan contra la dirección de crecimiento del pelo sobre tu rostro, tal y como si afeitaras con una navaja.

¿Cuál es la mejor opción?

Ahora bien, si hablamos sobre qué hace a una afeitadora eléctrica mejor que la otra, hay varios puntos a considerar.

Para quienes están habituados a las prestobarbas desechables y ponen la velocidad sobre la eficiencia, sin duda la de láminas será mejor, ya que corta el vello de forma más rápida y abarca más superficie. Eso sí, procura ser cauto, ya que este tipo de aparato trae consigo más probabilidades de cortarse al ser rectas las cuchillas en los cabezales y no respetar las curvas del rostro.

En cuanto a este último punto, la rotativa sí considera la zona de la quijada y mandíbula gracias a su forma circular, teniendo también más fácil acceso y flexibilidad para alcanzar zonas pequeñas y difíciles. Otro punto a favor de esta máquina de afeitar es que emite menos ruido que la de láminas, ya que usa menos potencia. No obstante, esto dependerá de la marca y modelo que prefieras.

Como ves, aunque cada uno de estos tipos de afeitadoras tiene sus pros y contras, elegir la que más te convenga finalmente dependerá de tus necesidades personales, del uso que le quieras dar y del tiempo que inviertas en el proceso de rasurado.

ComparteShare on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un Comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>