¿Cómo funcionan las almohadas inteligentes?

/ / Dormitorio Hogar

El buen dormir es primordial para mejorar nuestra calidad de vida, pero existen diversos factores – como el estrés o las obligaciones del día a día – que dificultan el descanso adecuado. Lo anterior no sólo limita el rendimiento, sino que puede llevar a problemas de salud tales como: insomnio crónico, deterioro mental o disminución en la capacidad cognitiva, entre otras consecuencias.

Sin embargo, gracias a los avances de la tecnología, hoy es posible adquirir una almohada inteligente. Este complemento será un gran aliado en regular las condiciones del sueño.

¿Qué son las almohadas inteligentes?

Estos dispositivos prometen mejorar considerablemente la calidad del sueño a través de la medición de distintos parámetros asociados al descanso. Una almohada inteligente cumple la misma función que una tradicional, pero además incorpora una pieza llamada Chrona, la cual permite gestionar características relacionadas con la forma de dormir particular de cada usuario.

¿Cómo funcionan?

Las almohadas inteligentes basan su funcionamiento en el uso de sensores destinados a leer los movimientos e identificar la fase del sueño que se está experimentando. Además, son capaces de recrear condiciones favorables asociadas al descanso y emiten ondas de baja frecuencia (mediante pequeños altavoces), que potencian las que produce el cerebro cuando se duerme profundamente.

¿Cuáles son los beneficios de utilizarla?

El uso de una almohada inteligente nos ayuda a descansar mejor, permitiéndonos mejorar diferentes aspectos asociados a calidad de vida:

Genera estadísticas relacionadas al ciclo de sueño: estos dispositivos llevan múltiples registros asociados al sueño. Los datos recolectados son enviados al smartphone del usuario, lo cual permite comparar y analizar la información.

Potencia el aprendizaje y el uso de la memoria: una almohada inteligente emite ondas de baja frecuencia, las cuales – según expertos – benefician la capacidad de memoria y aprendizaje.

Mejoran la calidad del sueño: este tipo de dispositivos realiza seguimiento diario a las condiciones del sueño experimentadas, ajustando los parámetros necesarios para garantizar un buen descanso.

Minimizan las probabilidades de accidentes: cuando estamos cansados, los reflejos se vuelven lentos y aumentan las posibilidades de que suframos algún percance. Gracias al buen descanso que brinda una almohada inteligente, nuestros sentidos estarán siempre alerta.

Combate la obesidad: Está comprobado científicamente que la falta de sueño se relaciona directamente con el aumento excesivo de peso. Por este motivo, el uso de este tipo de tecnología minimizará los riesgos asociados a estas patologías.

Disminuye el estrés: esta enfermedad se produce principalmente por la falta de sueño y la exposición constante a situaciones de tensión. Las almohadas inteligentes se encargarán de eliminar paulatinamente el insomnio y permitirá, gracias al descanso adecuado, reducir la presión emocional

Ayuda al cuidado de nuestra piel: si las condiciones para un sueño de calidad se repiten constantemente, nuestra piel se verá beneficiada. Lo anterior, ya que dormir de manera eficiente la hará lucir más joven y descansada.

Permite despertar más rápido: una almohada inteligente es capaz de modificar las ondas que emite, aumentándolas para preparar al cerebro y lograr que el despertar sea mucho más fácil y rápido.

Considerando que un descanso adecuado ayuda a cuidar la salud, las almohadas inteligentes serán de gran ayuda para mejorar la higiene del sueño y también nuestra calidad de vida.

ComparteShare on FacebookTweet about this on Twitter