Conoce todo sobre el nuevo cable USB-C que pronto cargará todos tus dispositivos

/ / Dispositivos Tecnología

Hasta hace algunos años, cada marca y modelo de teléfono móvil tenía un cable de entrada diferente a los demás. Si tú eres de los que acostumbra a cambiar de gadgets a menudo, seguramente llegaste a acumular una gran colección de cargadores que a la larga no servían para nada.

El desperdicio de cables obsoletos tiene además un costo muy alto para el medio ambiente. Sin duda, fue una idea muy acertada el que se implementara una entrada USB para casi todos los teléfonos y otros dispositivos, pero ¿qué hay de las computadoras portátiles?

Una entrada USB estándar

En 2014, la USB-IF (USB Implementers Forum) -organización formada por importantes empresas del sector como Apple, Intel, HP y Microsoft, entre otras- publicó las especificaciones del cable USB-C para lograr lo que hasta ahora no se había hecho: estandarizar los puertos USB.

En 2015 Apple apostó a colocar uno en su MacBook para alimentación y transferencia de datos y video, eliminando definitivamente las entradas tradicionales. A partir de ese momento, más marcas se decidieron por esta tecnología.

Autor imagen: pestoverde

En un primer intento por estandarizar computadoras portátiles, se pudo comprobar que algunos cables solamente servían en el modelo para el que fueron creados. Sin embargo, en pruebas recientes se ha demostrado que los puertos USB-C son, independientemente de la marca que los produzca, cada vez más compatibles con otros dispositivos. Es un hecho que reemplazarán gradualmente al USB regular.

Otras ventajas

Las entradas regulares tienen algo muy frustrante: al momento de conectarlas pareciera que siempre lo hacemos en la dirección equivocada. El cable USB-C es a prueba de errores ya que es reversible. Sin duda esta noticia va a alegrar a más de alguno.

No solo en notebooks, podrá utilizarse también en cualquier dispositivo -como smartphones y tablets- porque tiene la capacidad de funcionar con distintos sistemas operativos (iOS, Android o Windows).

En cuanto a velocidad, transfiere datos a un máximo de 10Gb por segundo; es decir, es 20 veces más rápido que un USB 2.0. ¡Nada mal! Las clavijas del USB tipo A y B solamente cuentan con 4 conexiones, pero las del tipo C tienen 24, por eso resiste esa cantidad de energía y rapidez.

Además, en pantallas que sean compatibles con esta clase de entradas, puede proporcionar una resolución de video Ultra HD en 4K; esto es 4 veces mayor a la del HD regular.

Despídete de los tradicionales pendrives

Existen ya en el mercado unidades flash para almacenar datos en dispositivos con capacidad de hasta 128GB, y velocidad de lectura de hasta 150MB por segundo, que proporcionan acceso instantáneo a cualquier archivo o aplicación.

Por otro lado, debido a que el cable USB-C es de menores dimensiones que sus predecesores, entrega mayor libertad a los desarrolladores para crear aparatos más finos y ligeros.
A pesar de que esta tecnología aún no se encuentra en muchos dispositivos, dado el ritmo vertiginoso de la era tecnológica y las ventajas que nos ofrece, no cabe duda de que muy pronto podremos tener uno de estos cables en nuestros equipos. Por el momento, solo paciencia.

ComparteShare on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un Comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>