Dale vida a tu cocina con artefactos de colores

/ / Cocina Hogar

La revolución del color se ha manifestado fuertemente en nuestras vidas durante las últimas décadas. Hoy es posible encontrar desde vestidos de novia y partes de matrimonio, hasta artículos de línea blanca en vivaces tonalidades, que se distancian de los clásicos y aburridos blancos.

Los colores en la cocina dan un nuevo aire a este espacio y dinamiza los tradicionales ambientes monocromáticos. Para aplicarlos, dando a este lugar personalidad y estilo únicos, puedes valerte de las interesantes alternativas que ofrece el mercado, algunas de las cuales detallamos a continuación.

1. Línea blanca: antes era imposible pensar en refrigeración, cocina o microondas sin asociar los artefactos al blanco más pulcro. Con el tiempo, el negro fue ganando terreno a la hora de escoger dichos electrodomésticos. Pero hoy, cuando el color se ha tomado todos nuestros espacios, podemos hallarlos en toda la gama de los grises e incluso en tonos más vivaces, como este refrigerador Midea rojo. ¡Un fantástico golpe cromático!

2. Utensilios: hace algunos años, la loza era el único camino para poner colores en la cocina. Sin embargo, hoy encontramos gran variedad de implementos en tonalidades fuertes y vivaces, ideales para imprimir dinamismo a los quehaceres culinarios. Exprimidores, espumaderas, cucharones, guantes e incluso el servicio forman parte de la extensa oferta que busca llenar de vida este espacio esencial.

3. Electrodomésticos: algunas máquinas facilitan nuestra existencia, permitiéndonos dejar a un lado la planificación logística en pos de la creatividad culinaria. Estas útiles aliadas suelen ser la batidora, procesadora de alimentos, licuadora o yogurtera, entre otras. Lo mejor es que hoy también podemos encontrarlas en llamativos tonos, haciendo de la cocina una experiencia alegre y plena. ¡Inspírate en estos diseños de Oster!

4. Batería: las ollas y sartenes son esenciales en este sector del hogar. Sin ellas, sería imposible preparar aquellas delicias que tanto disfrutan nuestros comensales. Y aunque estos implementos se caracterizaban por su eterno tono plateado – que después mutó a negro – hoy es posible hallarlos en el espectro cromático más variado. Rojos y azules son los colores favoritos para una cocina moderna, mientras que una tetera amarilla o verde lima lucirá 100 por ciento vintage.

5. Platos y copas: como ya habíamos dicho, la vajilla solía ser el gran golpe de color para revitalizar una cocina. Y el que la oferta se haya ampliado no tiene por qué cambiar eso. Existen platos, vasos y copas que son verdaderas obras de arte, adornadas con las más increíbles tonalidades. El poeta Pablo Neruda solía decir que el sabor del vino cambiaba dependiendo del color y forma de la copa. Éste es el momento ideal para comprobarlo.

Como ves, los colores en la cocina son muy fáciles de implementar. Basta con escoger cuidadosamente los electrodomésticos y utensilios que usarás a diario, cuidando que luzcan tus tonos favoritos. Unifórmalos o combínalos, para luego ¡disfrutar de un espacio único y lleno de magia!.

ComparteShare on FacebookTweet about this on Twitter