Guía de compra: Cámaras digitales

/ / Fotografía Tecnología

¿Pasó una bandada de gaviotas y no alcanzaste a dibujar el paisaje? No te preocupes. Sabemos que necesitas un equipo fotográfico, pero estás algo confundido por la amplia oferta de cámaras digitales disponibles en el mercado. Es por eso que en esta guía te explicaremos los principales conceptos a tomar en cuenta a la hora de elegir un modelo.

Enfoque automático

Es uno de los aspectos más básicos e importantes a la hora de escoger las mejores cámaras digitales. En concreto, se trata de resaltar un objeto específico dentro de un sinfín de elementos en una imagen. Existen dos tipos de enfoque: el automático y el manual. Aprender a enfocar manualmente en una cámara digital avanzada puede requerir de mucho tiempo y paciencia, características con las que no siempre cuenta un fotógrafo esporádico. Es por eso es más conveniente usar el modelo automático que traen la mayoría de las cámaras, al menos para las fotos sencillas. Hoy en día incluso hay cámaras cuyo tiempo de enfoque automático es de 0,05 segundos y con una detección de contraste extremadamente precisa.

Velocidad de disparos (fps)

No es lo mismo capturar una imagen estática que una en movimiento. Esto es bien sabido por los fotógrafos de la Fórmula 1, quienes obtienen imágenes dinámicas de buena calidad porque entienden a la perfección el concepto de velocidad de disparo o de obturación. Este concepto hace referencia a la cantidad de cuadros por segundo que toma una cámara al momento de fotografiar. Por cierto, si se busca una imagen nítida de un objeto en movimiento, se requiere de una mayor cantidad de cuadros. También se puede reducir la velocidad de captura de cuadros para dar una impresión de naturalidad del movimiento.

Según el portal XatakaFoto, el enfoque varía de la siguiente forma según su uso:

  • Desde el Modo Bulb a 1/4 de segundo se utiliza para exposiciones largas y durante la noche.
  • Desde 1/4 de segundo a 1/50 para movimientos suaves como el de las olas del mar.
  • Desde 1/50 a 1/125 para situaciones más comunes, ya que se relaciona con la velocidad en que nos movemos regularmente.
  • Desde 1/125 en adelante para congelar un movimiento.

Zoom digital y óptico

Esta es una de las materias que más dudas puede generar al momento de elegir una cámara. No obstante, presenta diferencias que son fáciles de entender. De acuerdo al sitio web Photoxels, el zoom óptico usa el lente de la cámara para acercar un objeto. El zoom digital, en tanto, lo que hace es tomar una porción central de una imagen para agrandarla, simulando así un acercamiento óptico. Por supuesto que estas imágenes poseen una menor calidad que aquellas tomadas con el acercamiento óptico. Por ello, cuando compres un modelo, revisa bien a cuál zoom se refiere.

Megapíxeles

Este es para muchos uno de los factores decisivos a la hora de comprar cámaras digitales, aunque la calidad no está determinada solo por los megapíxeles. En palabras sencillas, estos puntos nos indican cuánto podemos ampliar una imagen para que se mantenga nítida. Por otro lado, mientras más píxeles contenga una cámara, más pesada será una imagen.

Como bien explica El Confidencial, más que la cantidad de píxeles, importa el tamaño de los mismos. Así, por ejemplo, desde el iPhone 4S hasta la actualidad, sus creadores han mantenido la resolución, cambiando solo el tamaño de los píxeles.

Batería de litio o pilas

Al momento de elegir a tu fiel compañera de viajes, también debes considerar factores como el precio y el uso. Si adquieres una con batería de litio, probablemente gastarás mucho más dinero que adquiriendo una a pilas. Sin embargo, este último modelo te será más práctico si lo que quieres es una opción para eventos puntuales de corta duración.

Lo mismo deberás considerar a la hora de seleccionar el tamaño de tu cámara. Si la utilizarás en viajes, por ejemplo, tendrás que decidir entre una compacta, fácil de manipular y que no se exponga a golpes; y entre una avanzada, probablemente más grande que la anterior, con mejor calidad de imágenes y más expuesta a daños y robos.

Ya sabes que al momento de tomar la decisión no solo debes conformarte con la que tenga mayor zoom o más megapíxeles, sino que también tienes que prestar atención a la letra chica. Así, podrás inmortalizar el vuelo de las gaviotas sobre el mar y mostrar orgulloso todas tus fotografías.

ComparteShare on FacebookTweet about this on Twitter