Lo bueno y lo malo de una parrilla eléctrica

/ / Cocina Hogar

A la hora de preparar carne asada, una parrilla es la mejor opción para hacerlo. Cabe destacar que estos artefactos se diferencian según el tipo de combustible que utilicen, tales como gas, carbón o electricidad. Las que funcionan en base a corriente son las preferidas cuando se trata de compartir en el interior del hogar, debido principalmente a sus dimensiones físicas.

Sin embargo, antes de adquirir una, es necesario hacer una comparación parrillas para así estar informado a la hora de elegir la mejor alternativa para los asados caseros.

Ventajas y desventajas: comparación parrillas eléctricas

Tamaño

Uno de los grandes beneficios de una parrilla eléctrica es su tamaño, ya que se adapta a la perfección en espacios pequeños. Sin embargo, si la familia es demasiado grande, se deberá contar con más de una para lograr asar la cantidad de carne necesaria para todos los comensales.

El molesto humo

En todo asado la carne genera material particulado, pero al usar una parrilla eléctrica no se emite el humo de un asado a carbón, por ejemplo. Por lo mismo, es una de las favoritas de la gente a la hora de juntarse con amigos o familiares en el departamento. Por el contrario, las parrillas a gas necesitan de espacios al aire libre, debido a la emanación de contaminantes o el riesgo de exponerse a éstos en lugares cerrados.

Facilidad de limpieza

Considerando que una parrilla funciona en base a electricidad, posee componentes que no se pueden exponer al agua. Ni se te ocurra lavarla cuando está enchufada. Procura ser extremadamente cuidadoso a la hora de limpiar y secar ciertas piezas, asegurándote de no dejar rastros de agua. En cambio, todas las partes de una parrilla a gas o carbón pueden ser sumergidas al agua sin mayor preocupación.

Sabor de la carne

Uno de los aspectos más notorios respecto al uso de una parrilla eléctrica es el gusto al paladar de los alimentos. En este punto, los dispositivos a corriente no ofrecen la misma calidad de sabor que aquellas que funcionan con carbón o gas.

Facilidad de transporte

Esta es una de las principales ventajas de la parrilla eléctrica, ya que gracias a sus dimensiones, es mucho más simple transportarla de un lugar a otro. Las que operan a gas o a carbón, aunque tengan ruedas, representan un problema al trasladarla.

Rango de temperatura

Las eléctricas tienen una configuración de alta temperatura, media y baja. Genera intenso calor y luego se apaga para volver a energizar sus bobinas de calor en forma intermitente, de tal manera que no resulta conveniente para asar carnes que requieren un calor intenso de larga duración. En una parrilla de gas, en tanto, se puede controlar el calor a una temperatura constante.

Precio

Otro beneficio de las parrillas eléctricas es que pueden encontrarse por valores bastante económicos, respecto a la inversión que se debe realizar para adquirir una que funcione en base a carbón o gas.

Una comparación parrillas es importante para evaluar la mejor opción de acuerdo a tus necesidades. Considera no sólo el precio, sino también factores como el número de personas en la familia, si tienes patio o terraza, el consumo del gas o electricidad, y la complejidad de uso. ¿Listo para tu próximo asado?

ComparteShare on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un Comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>